La vidente Alicia Collado: El poder de la intuición

No es de extrañar que a menudo confiemos en nuestra intuición a la hora de tomar decisiones importantes en nuestra vida. Cuando confiamos en nosotros mismos y escuchamos nuestra voz interior, puede ser muy beneficioso. La intuición puede ayudarnos en la toma de decisiones al ayudarnos a ser más conscientes de las alternativas, a valorar mejor las opciones, a comprender mejor las situaciones y a reaccionar de forma más adecuada ante la nueva información. Por ello, muchas personas han empezado a explorar más su intuición, como Alicia Collado. Y tampoco es una mala idea. Si te encuentras cuestionando tus decisiones vitales o sientes que te falta algo en tu rutina actual, quizá quieras explorar más tu intuición. Podría haber mucho más en la vida de lo que nunca imaginaste. Si crees que tienes un lado intuitivo o simplemente quieres aprovechar más el tuyo, aquí tienes algunas ideas útiles que pueden ayudarte a desbloquear tu capacidad como pensador intuitivo y mejorar tu forma de ver el mundo.

Pregunta todo

Si dejas de cuestionar todo lo que ocurre en tu vida, esto podría causar un estrés innecesario e incluso dar lugar a hábitos poco saludables. No debes tener miedo de hacerte preguntas que te hagan sentir confuso o inseguro de tu próximo movimiento. No tienes que tener todas las respuestas, pero es importante que te preguntes qué estás haciendo y por qué lo estás haciendo. Está bien no saber. Está bien hacerse preguntas y no saber las respuestas. No pasa nada si no sabes a dónde vas. Cuanto más te cuestiones todo, más aprenderás sobre ti mismo y sobre el mundo que te rodea. Puede ser una epifanía o un cambio completo para ti. Sea como sea, es importante aceptar este proceso porque cuestionarlo todo te permite crecer como persona y tomar mejores decisiones en tu vida.

Estar presente y ser consciente del cuerpo

Muchas veces, cuando estamos sumidos en nuestros pensamientos, somos de alguna manera ajenos a nuestro entorno y nos perdemos información crucial a nuestro alrededor. Tal vez estés leyendo un cartel en la pared, pero estás tan absorto en tus pensamientos que no te das cuenta de la hora o la fecha en la pared. La conciencia es la clave cuando se trata de aprovechar la intuición. También puedes echar un vistazo a tu alrededor. ¿Qué ves? ¿Qué oyes? También puedes preguntar a la persona que está a tu lado qué está haciendo. Nunca se sabe qué información se puede pasar por alto mientras se interactúa activamente con otra persona. Tal vez quieras parar y estar presente en este momento y darte cuenta también de que estás sentado, comiendo o durmiendo. Tomar conciencia mientras se realizan estas actividades también es importante.

Respira antes de pensar

La respiración es algo en lo que no solemos pensar como forma de meditación, pero es una práctica poderosa por muchas razones. Empieza por respirar hacia el estómago, no hacia el pecho, y luego hacia la cabeza. A continuación, siente cómo el aire entra en tu cuerpo y sale de él, liberando con él tus pensamientos y preocupaciones. Una vez que te hayas relajado y tu mente no esté pensando en nada concreto, podrás empezar a aprovechar la intuición. Puedes concentrarte en tu respiración e intentar relajar tu mente. Sigue tu respiración mientras entra en tu cuerpo y luego sale de él. Esto te permite concentrarte en algo que no sean tus pensamientos, lo cual es una gran manera de calmarte.

Aprende a confiar en ti mismo

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas recibido algún tipo de orientación. Tal vez haya sido un sueño o un mensaje de un amigo, o puede que simplemente hayas tenido la sensación de que algo estaba mal y lo hayas seguido. Aunque algunas personas pueden dudar en confiar en estas experiencias y les resulta difícil creer que realmente puedan tener un lado intuitivo, no deberías hacerlo. La intuición es un don natural que puede ayudarte a navegar por la vida. Sólo tienes que estar abierto a ella y permitirte recibir la guía que te llega. Confía en ti mismo y aprenderás a confiar en tu intuición a la hora de tomar decisiones y navegar por tu vida. Puede que también descubras que ciertas situaciones o personas parecen llamarte más a menudo que otras. ¿Y si esas personas desempeñan un papel importante en tu vida y te están haciendo saber que son importantes para ti?

Mantente positivo y encuentra la alegría en la vida cotidiana.

La vida es corta. Podrías morir mañana o la semana que viene. Así que, ¿por qué no intentar encontrar la luz en cada situación? No tienes que dejar de lado tus esperanzas y sueños o lo que quieres conseguir en la vida, pero sí tienes que intentar encontrar la alegría en las cosas cotidianas. Intenta encontrar algo por lo que sonreír o reír en tu día. Intenta encontrar algo que puedas apreciar en tu vida aunque no lo hagas habitualmente. Puede ser algo pequeño, como tu mascota, o puede ser una flor, una obra de arte en la pared o incluso una canción en la radio. Siempre que te encuentres en un lugar oscuro, intenta recordar estas palabras: «Vive en el ahora. No te preocupes por el pasado o el futuro. Todo lo que tienes es el presente».

Conclusión

La intuición es algo que puede ayudarte a navegar por tu vida más fácilmente. Si escuchas tu intuición y confías en ella, puedes crear un entorno más cómodo y alegre en tu vida. Si quieres ampliar tu intuición, tendrás que aprender a confiar en ti mismo y a estar presente en tu entorno. También es importante encontrar la alegría en la vida cotidiana, y es posible aprovechar tu intuición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.